Es habitual entre los coleccionistas españoles de Tintín dar prioridad a las ediciones en castellano y belgas, y olvidarnos un poco de las ediciones en catalán, y yo creo que es un error ya que la mayoría de las ediciones en catalán salieron a la vez que las primeras en castellano. Hay que tener en cuenta que la editorial Juventud es una empresa catalana y por lo tanto daba la misma importancia a ambos idiomas, hecho que me parece lógico y plausible.

Por todo esto os aconsejo adquirir primeras ediciones catalanas siempre que podáis, porque además del valor que tendrán para vuestra colección hay que sumarle la notabílisima traducción que hizo Joaquim Ventalló.

Hace poco he aumentado mi colección de primeras en catalán gracias a mi amigo Lectorcete

Os dejo unos escaneos.

Saludos.